• Videojuegos Retro
soloretro
Mutants - ZX Spectrum de Ocean Software (1987)

Mutants - ZX Spectrum de Ocean Software (1987)

  • 5 de octubre de 2019

La Corporación Survivor Zero está en peligro y, cómo no, tú has sido el gran héroe elegido para solucionar los pequeños problemillas que unos mutantes, un poco gamberros, han causado por estos lares.

¿Qué quieres saber?


Ficha de Mutants

Videojuego: Mutants

Sistema: ZX Spectrum 48K/128K

Ocean Software

Programadores: Choice Software Ltd (Sean Pearce, Mark R. Jones)

Año: 1987


Análisis de Mutants

Microhobby nº143

Estás a los mandos del Rainbow Warrior, uno de los más avanzados patrulleros existentes hasta el momento. Su poderío de destrucción es variable, según el arma que cargues, pero suficiente para enfrentarse a las hordas mutantes.

Estos simpáticos bichitos viven en 15 zonas de ensayos diferentes y, al enterarse que la investigación ha sido suspendida, han decidido defender con todas sus fuerzas los dispositivos de autodestrucción del laboratorio espacial, que previamente han escondido en cada una de las celdas.

Como podréis imaginar vuestra misión consiste en recuperar estos 15 dispositivos, de color azul, y llevarlos al control central, donde los colocaréis en el sitio dispuesto para ello, con lo que conseguiréis activar el mecanismo de autodestrucción de este laboratorio espacial.

Lo primero a lo que accederéis, nada más cargar el programa, será al menú que nos presenta los diferentes controles y mandos de la nave nodriza. En él, podréis elegir el arma a utilizar para la celda a la que queráis dirigiros.

Los tres tipos de sistema de defensa ataque:

Misiles: de alto poder destructivo sobre una zona lo suficientemente amplia. Su único defecto consiste en su lentitud, ya que sólo puede ser lanzado uno cada cierto tiempo.

Barreras: proporcionan un escudo temporal contra los mutantes. Su uso no es infinito, por lo que, una vez gastadas, el Rainbow Warrior pasará al sistema de defensa por fotones.

Torpedos de fotones: armas ópticas de rápido disparo y bajo poder destructivo.

Cada una de estas armas anulan una determinada población de mutantes, por lo que deberás probar cuál es la más efectiva para cada uno de los 15 casos.

Una vez elegido el sistema de defensa, pasarás al mapa de zonas, donde verás, en la esquina superior izquierda, el control central, destino de todos los componentes del sistema de autodestrucción.

En el mapa podrás elegir la celda en la que desees introducirte. Allí, deberás buscar el componente, re cogerlo y volver a la nave nodriza, posando tu nave sobre el transportador y pul sando fuego simultánea mente.

Es recomendable que cada cierto tiempo lleves un número determinado de componentes a la zona de control, donde los colocarás en su sitio correspondiente Esto te proporcionará alguna ventaja representada en forma de vidas extras.

El desarrollo del juego se basa principalmente en un sistema de iconos, muy típico del equipo de programación (Denton Design) que ha realizado el programa.

El movimiento de la nave resulta sencillo de controlar y, sobre todo, rápido.

El nivel de adicción no es exagerado, pero si suficiente para esta extraña mezcla de arcade espacial y videoaventura.

Mutants resulta entretenido y, aunque no sea excesivamente original, siempre resulta agradable eliminar unos cuantos bichejos agresivos cuando las tensiones y el stress acumulado nos incitan a agarrarnos a un joystick desfogador.


Valoración de Mutants

Microhobby nº143

  • Originalidad: 60%
  • Gráficos: 70%
  • Movimiento: 80%
  • Sonido: 60%
  • Dificultad: 70%
  • Adicción: 80%