• Videojuegos Retro
soloretro
Dick Tracy | Juego: Amiga 500 | Titus Software · 1990

Dick Tracy | Juego: Amiga 500 | Titus Software · 1990

  • 9 de enero de 2018

Videojuego: Dick Tracy

Sistema: Commodore Amiga 500

Titus Software

1990

Después de pasar por las tiras de comics y tras verse sumergido en el mundo de la pantalla grande; no se sabe muy bien como, Dick Tracy entra en el universo de los videojuegos. Esta vez tu misión es la de dirigir al Inspector Dick Tracy para así salvar a la ciudad de la próxima oleada de violencia que se supone que llegará por la muerte del patrón del hampa Limps Manlis.

Toda esta historia presupone claramente que el juego se encuentra cargado de acción, y que la diversión va a estar asegurada. Los personajes, de un tamaño óptimo, presentan un aspecto muy cuidado. Lo mismo ocurre con las pantallas del juego, que muestran cantidad de detalles que hacen del juego aún más divertido.

Para salvar a la ciudad del mal y de la opresión de los criminales, deberás ir cogiendo uno a uno a los jefecillos más o menos peligrosos de la ciudad corrupta. Para este fin, deberás cargarte todos los enemigos que te aparezcan en la pantalla. Al principio deberás luchar con los puños, pero pronto encontrarás diferente armamento tirado en medio de la calle (pistolas, ametralladoras, munición). Otros peligros que podrás encontrarte son: coches que te tiran bombas, gente desde la ventana disparándote, gente que tira barrenos, huecos en los cuales puedes caer,...

Cuando mueres aparece tu foto en el periódico local (diary paper), lo mismo ocurre cuando atrapas a un criminal. El único defecto que hemos encontrado es que por haber cuidado tanto los gráficos y los detalles (realmente maravillosos) se han olvidado un poco de dar dinamismo al juego. En general, DIck Tracy posee una calidad difícil de superar que es aumentada por el prestigio de la casa Disney, escondida tras el nombre de Dick Tracy.

Por último resaltar que para el usuario que está acostumbrado a los juegos de disparos que combinan las plataformas, con Dick Tracy se sentirá complacido en todos los sentidos. Otro detalle importante de resaltar es que pese a su aparente simpleza, en un principio, al final es casi seguro que dures tan sólo dos o tres segundos; mirando perplejo a tu intrépido personaje cómo va perdiendo, poco a poco, su preciada vida. Resumiendo, pocas veces los jueg0os inspirados en películas han alcanzado un grado de adicción tan mayúsculo gracias a la rapidez con que recorremos las primeras pantallas.