• Videojuegos Retro
soloretro
Wells & Fargo - ZX Spectrum de Topo Soft (1988)

Wells & Fargo - ZX Spectrum de Topo Soft (1988)

  • 7 de abril de 2019

Durante muchos años cruzar los EE.UU. era una aventura que podía deparar cualquier sorpresa: cuatreros, asaltos vanos, indios, etc..., todo un conglomerado de peligros que amedentraba a cualquiera. Por ello, muy pocos eran los valientes que lo intentaban. Pero la Wells & Fargo iba a modificar ese aspecto de la vida americana.

¿Qué quieres saber?


Ficha de Wells & Fargo

Videojuego: Wells & Fargo

Sistema: ZX Spectrum 48K

Topo Soft

Programadores: Emilio Martinez, Kantxo Design, Gominolas, Jose Manuel Lazo

Año: 1988


Análisis de Wells & Fargo

Microhobby nº180

Mi nombre es Malone. Bob Malone y la verdad es que no tengo oficio conocido. Antiguamente me dedicaba a desvalijar bancos, trenes y todo aquello en general que contuviera dinero en su interior de algo había que vivir.

Pero las cosas han cambiado. Mi compañero Rarn y yo dejamos esa vida hace unos años cuando ya era bastante peligroso ser un fuera de la ley. Abandonamos el Oeste y vinimos a Nueva York, donde la gente vivía con mayor tranquilidad, dentro de lo que cabe.

Pero el destino nos persigue y ahora que habíamos conseguido olvidar el peso de los dos Colt 45 sobre nuestras cinturas, la Wells & Fargo nos contrata para que defendamos sus diligencias.

La idea no es del todo descabellada, pero los peligros son muchos ya que, además de nuestros antiguos compañeros de delincuencia, indios de varias tribus y algún que otro propietario no tienen ningún interés en que las comunicaciones entre el Este y el Oeste se normalicen, y esa es justo nuestra misión.

Bueno, algo hay que hacer para vivir, aunque no se si con este trabajo vamos a poder disfrutar del dinero que ganemos. Todo dependerá de nuestra puntería, de algo de suerte y, por supuesto, de tu ayuda, si es que te atreves a prestárnosla.

Según nos hemos informado de buenas fuentes, este un pequeño extracto del diario de Bob Malone. en el que se han inspirado los programadores de Topo para realizar esta fantástico western computerizado. Es broma, pero hay que reconocer que estos chicos han debido ver múltiples películas del oeste, porque sino no sería explicable la realidad con que han desarrollado un juego a primera vista bastante común.

Pero pasemos a lo que importa. El objetivo del juego es conducir la diligencia a la famosa ciudad de Villacañas City —provincia de la cerveza, estado del alcohol donde un agradable comité de bienvenida espera a los héroes de la Wells & Fargo.

Para conseguirlo, habrá que mantener más o menos intacta la diligencia y la piel de los protagonistas, ya que las dos cosas dependen del jugador.

Deberás alternarte en la conducción del vehículo al mismo tiempo que eliminas a los múltiples —por no decir que casi infinitos enemigos que intentarán que no consigáis pisar ni las cercanías de Villacañas City.

Puede que eso de simultanear el control de ambos personajes os parezca algo complicado, y no os equivocáis, lo es de verdad. A vuestro favor está el detalle de que poseéis un número determinado de pasajeros, vidas que irán subiendo a la diligencia cuando perdáis a uno de los protagonistas, bien sea el conductor o el defensor, cosa que, por otra parte, se realiza con una animación perfectamente realizada.

Como bien podéis imaginar, la diligencia tiene un grado de resistencia, indicado en la parte superior de la pantalla, que irá bajando a medida que cojáis alguno de los muchos baches del camino, al mismo tiempo que este hecho provocará que el defensor caiga de la diligencia a no ser que se encuentre tumbado, posición desde la que no puede efectuar ningún disparo, por lo que su efectividad es nula.

A estas alturas del comentario ya os habréis dado cuenta de lo retorcidas que son las mentes de los programadores de este juego, pero os quedaréis cortos, porque la realidad es mucho más complicada de lo que vuestra imaginación hubiera podido proveer.

Otro detalle a considerar, es que cuando sólo os quede una vida, deberéis alternaros, cambiando al personaje de sitio, en defender y conducir la diligencia, con lo que el follón, con perdón, crece por momentos. Pero no os preocupéis, no todo iba a ser malo. Cabe la posibilidad, quizás la única, de poder finalizar el juego sin ningún tipo de ayudas: jugar dos personas simultáneamente, encargándose cada una de ellas de una misión diferente. Además cuando lleguéis al final de cada uno de los cuatro niveles, cambiaréis de caballos y saldréis de nuevo con la diligencia intacta, lo cual no es de despreciar.

Suponemos que ya os habréis hecho una idea del juego, por lo que pasaremos a los aspectos técnicos El desarrollo es sumamente adictivo, aunque quizás el grado de dificultad sea excesivo. Gráficamente, el programa es soberbio, tanto en decorados como en personajes, y las diferentes secuencias de animación y el movimiento están perfectamente realizados, destacando sobre todo las caídas de los jinetes, la destrucción de la diligencia y el mozo cuando se lleva los caballos en las paradas que se realizan al final de cada una de las fases.

En resumen, una gran idea llevada a la realidad con asombrosa perfección, de lo cual nos alegramos, al mismo tiempo que felicitamos a los responsables del programa.

No queremos ser chauvinistas, pero a ver si aprenden algunos programadores ingleses.


Valoración de Wells & Fargo

Microhobby nº180

  • Originalidad: 80%
  • Gráficos: 80%
  • Movimiento: 90%
  • Sonido: 100%
  • Dificultad: 80%
  • Adicción: 90%

Vídeo relacionado