• Videojuegos Retro
soloretro
Jack the Nipper - ZX Spectrum de Gremlin Graphics (1986)

Jack the Nipper - ZX Spectrum de Gremlin Graphics (1986)

  • 23 de enero de 2018

Un nuevo héroe acaba de nacer: el bebé Jack. Hasta ahora estábamos acostumbrados a encontrar otro tipo de protagonistas en la mayoría de nuestros juegos; lo más normal era que tuviéramos que controlar al arqueotípico super hombre capaz de salvar a la humanidad de una invasión alienígena, de vencer por sí solo a todo un ejército o de rescatar a una bella princesa de las garras de cualquier pérfido.


Juego: Jack the Nipper

Sistema: ZX Spectrum

Gremlin Graphics Software Ltd

Programadores: Greg A. Holmes, Nick Laa, Peter M. Harrap, John Holmes

1986


Análisis de Jack the Nipper

Microhobby nº95

Pero Jack no pertenece a ninguna de estas categorías. Jack es simplemente un bebé travieso. Su único afán durante todo el desarrollo del juego va a consistir en hacer el mayor número de gamberradas posible y su único objetivo será el de conseguir que el más completo y absoluto caos se organice en su pequeña ciudad.

El juego comienza en el propio dormitorio de Jack, de donde éste escapa, aprovechando un descuido de sus padres, y sale a la calle en busca de posibles víctimas para sus trastadas.

En su camino, Jack encontrará numerosos escenarios para demostrar sus habilidades. Su pueblo, como cualquier otro, está repleto de comercios, jugueterías, panaderías, tiendas de ordenadores, parques, bancos, y todos esos lugares típicos de nuestra sociedad.

En todos ellos deberá encontrar la trastada perfecta e intentar organizar el mayor desorden posible. Algunas de estas travesuras pueden ser, por ejemplo, parar las máquinas de fabricación de juguetes, «colgar» todos los ordenadores, tirarle pelotillas a un guardia..., o cualquier otra cosa que una mente retorcida pueda idear.

De todas formas Jack tampoco va a poder moverse libremente por la ciudad y pulular a sus anchas, puesto que un bebé solo por la calles despierta sospechas y todos los adultos con los que se encuentre intentarán darle alcance y devolverlo a su casa sano y salvo, donde seguramente recibirá una buena azotaina. Además, las calles están llenas de peligros, como pueden ser animalillos u otros niños algo mayores que Jack, que también molestarán considerablemente a nuestro bebé protagonista.

Como veréis, el argumento de Jack the Nipper no puede ser más prometedor, pues ¿a quién no le apetece llevar a cabo, aunque sea con algunos años de retraso, todas esas travesuras que siempre hubiéramos querido realizar, pero que nunca nos atrevimos a hacer?

Por otra parte, y refiriéndonos más concretamente a los aspectos de representación gráfica del programa, tenemos que señalar que los dibujos son muy peculiares, puesto que éstos parecen como una especie de dibujos animados aunque, lógicamente, éstos no poseen la calidad de movimiento que los de la televisión, por lo que casi se les podría asemejar más a los diseños de un cómic. Pero lo que es indudable es que poseen una gran calidad y que la totalidad de sus numerosas pantallas están realizadas al detalle: las tiendas están repletas de objetos, las calles están con sus adoquines correspondientes, las paredes están construidas con un bonito enladrillado, los parques tienen sus columpios y sus plantas... En fin, que en cuanto al diseño hay que reconocer que los programadores se han esforzado notablemente para conseguir unos resultados brillantes v originales.

Jack the Nipper transcurre como cualquier otra videoaventura. El niño se mueve con casi entera libertad, pues debe esquivar a algunos enemigos y en algunos lugares no se le permite el acceso, pero lo que debe de hacer no es sólo limitarse a pasear, sino que deberá encontrar ta utilidad de los objetos que se vaya encontrando, utilidad ésta, por supuesto, lo más perjudicial posible.

Jack dispone de cinco vidas, o mejor dicho, puede ser capturado en cinco ocasiones antes de conseguir su objetivo, y cada oportunidad se va perdiendo a medida que va agotando sus energías. Por otra parte, otro de los marcadores que componen la pantalla es el Travesómetro, que es el lugar donde se nos indica el nivel que están alcanzando nuestras trastadas. Para finalizar, cumpliendo así el ineludible requisito de hacer una valoración global del juego, decir que Jack the Nipper es una videoaventura bastante divertida por el curioso tema que trata y cuya realización es particularmente llamativa.

Un juego que nos transportará al pasado con toda seguridad y nos hará disfrutar haciendo todo tipo de gamberradas.

Serie


Valoración de Jack the Nipper

Microhobby nº95

  • Originalidad: -
  • Gráficos: -
  • Movimiento: -
  • Sonido: -
  • Dificultad: -
  • Adicción: -