• Videojuegos Retro
soloretro
Flying Shark - ZX Spectrum de Firebird Software (1987)

Flying Shark - ZX Spectrum de Firebird Software (1987)

  • 5 de agosto de 2019

«Rojo 2, llamando a base. Rojo 2, llamando a base. Posición costa sudeste asiático. Resto escuadrón derribado en combate. Situación desesperada. Espero nuevas órdenes. Cambio y corto.»

¿Qué quieres saber?


Ficha de Flying Shark

Videojuego: Flying Shark

Sistema: ZX Spectrum 48K

Firebird Software

Programadores: Graftgold Ltd (Dominic Robinson, John Cumming, Gavin Wade, Drew Northcott)

Año: 1987


Análisis de Flying Shark

Microhobby nº167

Apenas habían transcurrido unos minutos desde tu última comunicación con la torre de control, cuando la radio volvió a sonar, esta vez con no muy buenas noticias para ti:

«Aquí control a Rojo 2, repito: aquí control a Rojo 2. Ofensiva rechazada. Pérdidas incalculables Regrese a la base. Cambio y corto.» Apagaste la radio y golpeaste con rabia el panel de mandos de tu aparato Todo estaba perdido, te dijiste. Habías visto cómo uno a uno tus compañeros de vuelo habían sido derriba dos sin que pudieras hacer nada por evitarlo. A excepción de ti y de tu avión no quedaba nada, de la que había sido la escuadrilla insignia de la Aviación americana en el frente del Pacífico.

Y tú, el que se suponía que era el mayor as del ejército del aire, todo lo que habías hecho era defenderte a duras penas de los ataques enemigos y escapar antes de que fuera demasiado tarde.

Aquellos malditos japoneses con sus cazas «Zero» y sus kamikazes habían causado estragos en vuestra aviación y en vuestra flota, hasta el punto que la enorme ofensiva que el Estado Mayor había prepara do estaba totalmente aniquilada, lo cual dejaba a la mayoría de las posiciones estratégicas del ejército americano indefensas frente a un posible contraataque de los japoneses. Y ahora decían que volvieras a casa, corno si todo lo que te quedara por hacer fuera retirarte con el rabo entre las piernas y tu orgullo por los suelos.

Tu disciplina de piloto te decía que acataras las órdenes, pero tu espíritu de combatiente te empujaba a luchar hasta el final. Tras unos minutos de lucha interior, tu corazón pudo más que tu cabeza, giraste 180 grados sobre tu rumbo y pusiste dirección hacia el próximo objetivo: el cuartel general de las tropas japonesas en el Pacífico.

Sabias que si conseguías volver con vida, nada te salvaría de un consejo militar por desobedecer las órdenes recibidas, pero había tan pocas posibilidades de volver...

Éste es, a grandes rasgos, el argumento de «Flying Shark» la última producción de Firebird, basada como muchos sabréis en una popular máquina de videojuegos, con lo que continúa la gama de conversiones que esta compañías tiene previsto sacar al mercado, y cuyo primer titulo fue el simpático y adictivo «Bubble Bobble».

El programa ha sido realizado por Dominic Robinson. autor, entre otros, de programas tan sensacionales como «Uridium», «Exolon» o «Zynaps», todos ellos publicados dentro del Hewson.

En esta ocasión Dominic ha dejado a un lado las aventuras espaciales para introducirse no ya en el presente, sino en la mismísima Segunda Guerra Mundial, donde vamos a pilotar un cazabombardero americano a bordo del cual deberemos hacer frente nosotros solitos a todo el ejército japonés.

La misión se desarrolla a través de cuatro fases en las que combatiremos contra cazas enemigos, tanques y todo tipo de barcos, para lo cual contamos con los disparos de nuestra ametralladora y las potentes bombas que transporta nuestro aparato, capaces de destruir a todos los enemigos de la pantalla. Desgraciadamente nuestro aparato sólo puede transportar tres de estos ingenios, dado su elevado peso, por lo que deberemos utilizarlas sólo en un momento de apuro y no malgastarlas.

Al destruir algunos enemigos aparecerán letras moviéndose por la pantalla, si las recogemos podremos obtener diversas ventajas como bombas extra o mayor capacidad de disparo.

Como veis Dominic Robinson ha vuelto a hacer uno de esos juegos frenéticos donde apenas si tendréis ocasión de tomaros un respiro mientras esquiváis a los enemigos, a la vez que no paráis de disparar como locos.

En cuanto al aspecto gráfico, los escenarios están francamente bien realizados (aunque obviamente no tienen compa ración posible con los de la máquina original). Sin embargo, tanto nuestro avión como los de nuestros enemigos tienen un tamaño muy reducido, por lo que se confunden muy fácilmente con los decorados, al igual que ocurre con los disparos, por lo que en algunas ocasiones es bastante difícil enterarse de lo que está ocurriendo en la pantalla.

Tanto el movimiento como el scroll si están muy bien conseguidos y dada la elevada dificultad existente del juego logra muy altos índices de adicción.

«Flying Shark» es, en definitiva, un entretenido arcade de altos vuelos.


Reseñas de Flying Shark

Microhobby nº164

Las conversiones de máquinas de videojuegos, siempre son noticiables; pero si además el programa es de los que han provocado que muchos pierdan su paga semanal delante de una pantalla, la cosa se pone bastante más interesante.

Este es el caso de «Flying Shark», conversión de los programadores de Firebird del original arcade de Taito en el que deberemos sobrevolar una selva llena de peligros, para ir aterrizando sucesivamente en varios aeródromos y portaaviones dispuestos al efecto. Por supuesto, todos estos bélicos escenarios están aderezados con la presencia de aviación enemiga y carros de combate, que no os darán ni un respiro.


Valoración de Flying Shark

Microhobby nº167

  • Originalidad: 60%
  • Gráficos: 70%
  • Movimiento: 80%
  • Sonido: 70%
  • Dificultad: 80%
  • Adicción: 80%

Vídeo relacionado