• Videojuegos Retro
soloretro
Combat School - ZX Spectrum de Ocean (1987)

Combat School - ZX Spectrum de Ocean (1987)

  • 22 de agosto de 2019

La vida de soldado nunca ha sido fácil, pero en la particular escuela de oficiales que Ocean ha creado, la dificultad de las pruebas rayan lo imposible. Sólo tú puedes demostrar que no lo son.

¿Qué quieres saber?


Ficha de Combat School

Videojuego: Combat School

Sistema: ZX Spectrum 48K/128K

Ocean Software

Programadores: Mike Lamb, Andrew P. Deakin, Ivan Horn, David Whittaker, Jas C. Brooke

Año: 1987


Análisis de Combat School

Microhobby nº163

Cuando traspasaste los muros de la escuela, pensaste en lo que dejabas atrás, pero nunca llegaste a imaginar lo que te esperaba.

Convertirse en oficial no es fácil, pero tampoco es necesario morir en el intento, y. durante las semanas que duró el curso, muchas veces esa idea se cruzó por tu cerebro.

Siete pruebas se interponen entre tú y tus galones. Siete pruebas que podrán forjarte como hombre o conseguir que te expulsen de la academia; pero esto tu cerebro lo desecha por el momento.

Ha llegado el día. Deberás demostrar que tu fuerza física está en perfectas condiciones, ya que la primera prueba será una carrera de obstáculos en la que las vallas, los muros y las barras paralelas serán tus adversarios, además del preciso cronómetro del sargento instructor.

Tras superar, no sin esfuerzo, esta prueba, te dirigirás al campo de tiro, donde comenzará la siguiente: la primera de las tres prácticas de tiro a las que tendrás que enfrentarte durante tu aprendizaje.

En este primer acercamiento, los blancos estarán fijos y con un poco de habilidad y reflejos te será fácil superarla. Además, deberás tener en cuenta que cada acierto que realices una vez sobrepasado el mínimo exigido, se convertirá en bonus de tiempo acumulativo para el resto de las pruebas.

El siguiente calvario será una carrera de resistencia campo a través. En un circuito preparado a propósito para la prueba, deberás evitar todos los obstáculos y minas simuladas, al mismo tiempo que avanzas a toda la velocidad que tus piernas (o tus hábiles dedos) puedan desarrollar. Tras esta primera zona, buscarás una canoa que te permita cruzar el lago con mayor rapidez. Pero, cuidado. porque algunos troncos pueden obligarte a darte un chapuzón inesperado.

Cuando llegues a la otra orilla, un sprint final hacia la meta es lo único que te separa de la superación de esta prueba. Un descuido en cualquiera de estas partes del circuito, puede significar una pérdida de tiempo, vital para el cómputo final.

Anteriormente has podido demostrar tu habilidad con una arma de fuego sobre blancos fijos, pero en caso de guerra tus enemigos no se iban a quedar parados esperando a que les atices una buena ración de plomo. Lo más lógico es que se muevan y no precisamente como un caracol.

En esta prueba, debes demostrar precisamente esto: tu habilidad sobre blancos móviles, en este caso tanques en miniatura teledirigidos que se mueven con endiablada rapidez y habilidad. Al igual que en la anterior práctica de tiro, todos los blancos que realices una vez superado el mínimo se convertirán en suculentas bonificaciones.

Bien, ya has demostrado que tu forma física y puntería son aceptables, pero un soldado debe ser fuerte. Esta es la siguiente prueba. En ella, tu oponente intentará que tu mano acabe sobre sobre la mesa antes que la suya. Como habréis adivinado se trata de un pulso, que te puede costar la expulsión en el caso de que lo pierdas.

La siguiente alegría o disgusto te lo llevarás de nuevo en el campo de tiro. Ahora los blancos están fijos, pero no todos lo son, es decir, debes disparar sobre aquellos en los que se advierta la silueta de un enemigo, al que podrás deferenciar por su color.

Si has llegado hasta aquí, ya sólo una prueba te separa de tu graduación, pero, como podrías esperar, es la más difícil. En ella deberás enfrentarte con tu instructor demostrando que tus conocimientos sobre artes marciales son lo suficientemente profundos. Debes reducir a tu contrincante a la mayor velocidad posible mientras que le atizas todo el repertorio de golpes que poseas. Si no le das ningún tipo de tregua es posible que te gradúes y te conviertas en lo que muchos ansian: un especialista en todo tipo de combate.

En realidad «Combat School» es un simulador deportivo disfrazado. Sigue la estructura de este tipo de programas, pero eso sí, con un toque bélico bastante atractivo.

Una gran calidad gráfica y de movimientos acompañan a este programa, al mismo tiempo que se le suman una alta dificultad y, por lo tanto, un elevado grado adictivo.

Por todas estas razones creemos que «Combat School» está llamado a convertirse en uno de los grandes éxitos del año.


Reseñas de Combat School

Microhobby nº159

Más máquinas de videojuegos que llegan a nuestro Spectrum. En esta ocasión se trata de un interesante y original arcade en el que, en el más puro estilo de los simuladores deportivos, deberemos ir superando una a una las duras pruebas físicas que se realizan en una academia militar tiro, lucha, asalto, combate con armas...


Valoración de Combat School

Microhobby nº163

  • Originalidad: 80%
  • Gráficos: 80%
  • Movimiento: 80%
  • Sonido: 80%
  • Dificultad: 90%
  • Adicción: 90%

Vídeo relacionado