• Videojuegos Retro
soloretro
Commodore 128 | Características técnicas

Commodore 128 | Características técnicas

  • 21 de enero de 2016

El Commodore 128 no es un Commodore 64 con más memoria, en este caso, el fabricante ha querido potenciar al máximo las buenas cualidades que nos brinda el C-64, pero haciéndolas más asequibles al programador; baste decir, por ejemplo, que para crear un sprite y moverlo por la pantalla ¡no hay que hacer ni un solo POKE!

Por otro lado, aquellos que argumentan que es un C-64 con 128K de memoria están en un completo error, aunque éste sea quizá disculpable, debido a que, fruto de un análisis demasiado superficial o precipitado, podemos llegar a esa conclusión.

Si tenemos solamente en cuenta esta información, desde luego el nuevo C-128, sería ni más ni menos que un C-64 con el doble de memoria; pero aquí termina la similitud.

Vamos a sacar a relucir un poco nuestros conocimientos de programación sobre el C-64, y a efectuar una especie de miniexamen: ¿cómo cambiamos el color del borde de la pantalla?, ¿cómo entramos en el modo alta resolución?, ¿cómo forzamos la emisión de un sonido por parte del ordenador, aunque sólo sea un BEEP?, ¿cómo mezclas una pantalla de alta resolución con otra de texto?, ¿cómo creamos un sprite?, ¿cómo te mueves?, y un largo etc., que por el momento no viene al caso enumerar aquí.
Para aquellos que no conozcan el C-64, diremos que la gran diferencia está en cómo hacer las cosas enumeradas anteriormente. El Commodore 64 es sin duda un gran equipo, de brillantes cualidades, pero arduo y complicado a la hora de explotarlas, contando tan sólo con el equipo base, puesto que existen muchísimas aplicaciones, que de las más diversas formas, facilitan la tarea en todos los campos antes enumerados.

Como podemos imaginar, la utilización de este tipo de ayudas software, sólo soluciona el problema a medias; ¿cómo podría mostrar si no a un amigo el fabuloso dibujo en alta resolución que hice con el DOODLE (programa de ayuda gráfica)?, si el dispone del KOALA PAD (tableta gráfica). En el caso del C-128 todo esto se puede hacer sin necesidad de aplicaciones específicas, es decir, con el equipo base.

Así pues, mientras que para hacer algo brillante en el Commodore 64, tenemos que saber bastante de su memoria, y trabajarlo a base de POKE, AND, OR, etc... En el Commodore 128 no lo necesitas, con lo cual te puedes concentrar en lo que vamos a hacer, y no en como lo vamos a hacer.

Un teclado excepcional

Otra de las características del Commodore 128, que llama bastante la atención, es su teclado, que es francamente bueno y cómo. Consta de un keypad numérico de 14 teclas, 4 teclas de funciñin dobles, 4 teclas independientes de movimiento del cursos, 8 teclas espaciales y 62 teclas principales; en total 92 teclas.

Las teclas principales son las mismas, y con idéntica disposición que las del Commodore 64, ya que el equipo está pensado para sustituir a este último, pero sin cambiar nada más que el ordenador; la unidad de disco, la impresora, el televisor o el monitor, la grabadora, etc.; son totalmente compatibles.

Sobre el tema de la completa compatibilidad de programas hay que hacer una pequeñísima salvedad. Existen en el mercado programas comerciales con dispositivos anti-piratas de gran sofisticación. Entre ellos se cuenta el de comprobar que el Commodore 64 se encuentra en su configuración básica, advirtiendo el fabricante del programa que se deben desenchufar todos los periféricos conectados, a parte del DATASETTE, lógicamente.

Así, por ejemplo, el programa no se cargaría si se encontrase conectado el disco, o algún periférico a la salida de RS232. No obstante, esta última salida se encuentra en el 128, conectada interiormente, por lo cual no nos es posible modificar su estado, conduciéndonos irremisiblemente a un error en la carga de este tipo de programas.

Pero ahí no acaba la cosa, todos los programas que tuviésemos del Commodore 64 son totalmente compatibles, dado que en realidad tanto el fabricante, que para entrar en modo Commodore 64 basta teclear GO 64 desde el modo Commodore 128, o encender el ordenador manteniendo pulsada la tecla (Commodore).

No obstante, desde el modo Commodore 64 no se puede acceder a NADA numérico, lo cual es una verdadera pena y quizá no habría sido necesario ser tan drásticos en el tema de la compatibilidad, pero cuando el fabricante lo ha hecho, tendrá sus razones, así pues, para volver al modo Commodore 128 no hay más remedio que apagar y encender de nuevo el aparato.

En cuando a las teclas especiales, cabe resaltar algunas de ellas, como son:

ESC. Que en combinación con otras teclas ejecuta diversas operaciones, fundamentalmente de edición: borrar el texto desde el cursor hasta el final o hasta el principio, salir del modo comillas, etc.

CAPS LOCK. Que cumple una función similar a SHIFT LOCK en el Commodore 64, (fijar SHIFT o mayúsculas), pero sin bloquear los números.

HELP. Cuando se produce un error en una línea de instrucción, se utiliza para que resalte la zona de la misma en que se encuentra el fallo.

NO SCROLL. Detiene por completo el avance hacia arriba de la pantalla en los listado.

Un equipo de gestión

Hay que destacar también, que este equipo viene dotado de dos microprocesadores: el Z80 y el 8502; este último es compatible con el conocido 6502 (que incorporaba el VIC-20) y con el 6510 del Commodore 64. Por otra parte, el Z80 nos permite trabajar en modo CP/M en la versión 3.0 mejorada por Commodore. Para este sistema, existen en el mercado innumerables aplicaciones de todo tipo, con una compatibilidad prácticamente total, y que nos permite acceder al campo profesional de gestión.

En el modo Commodore 128 y CP/M podremos trabajar con pantalla de 80 columnas, siempre y cuando tengamos conectado un monitor de tipo RGBI, por ejemplo, el Commodore 1901. También, con la nueva unidad de disco 1571, dispondremos de mayor velocidad de trabajo que con la 1541, y en modo CP/M se consiguen incluso más bloques libres, pudiéndose leer discos de EPSON, IBM, KAYPRO, OSBORNE, etc.

Pero todo no iba a ser bueno, también tiene algún defecto. El nuevo Commodore sigue teniendo la misma estructura de variables que en modelos anteriores, es decir, de una longitud máxima en el nombre de dos caracteres; y por otra parte, en el HARD, el botón de encendido es fácil de apagar pero difícil de encender, y no dispone de más ports que los del Commodore 64, con lo cual se echa en falta una salida RS232, o una conexión en paralelo para impresoras de todo tipo. Lo único que incorpora de nuevo en este sentido es el conector de vídeo RGBI, el port de expansión, y un botón RESET. En definitiva, tenemos dos ordenadores en uno, con un importante potencial.

Características generales del Commodore 128

Número de colores: 16

Resolución gráfica: 320x200

Número de sprites: 8

Número de voces: 3

Control ADSR: Sí

Modo multicolor: Sí, 4 colores

Memoria RAM: 128 Kbytes