• Videojuegos Retro
soloretro
Desert Rats (Aka: Ratas del desierto) - Amstrad CPC de CSS (1985)

Desert Rats (Aka: Ratas del desierto) - Amstrad CPC de CSS (1985)

  • 3 de enero de 2020

La Segunda Guerra Mundial hace tiempo que ha empezado. Nos encontramos en tiempo un y un lugar en el que la Tierra entera es pasta del fantasma de la guerra y del terror.


Ficha de Ratas del Desierto

Videojuego: Ratas del Desierto

Sistema: Amstrad CPC

CSS Software

Programadores: ROBERT T. SMITH

Año: 1985


Análisis de Ratas del Desierto

Amstrad Semanal nº28

La Segunda Guerra Mundial hace tiempo que ha empezado. Nos encontramos en tiempo un y un lugar en el que la Tierra entera es pasta del fantasma de la guerra y del terror.

La destrucción y el odio entre los hombres, y el teatro bélico se extiende insidiosamente, como un cáncer emponzoñado, por todas partes del mundo.

Hitler estaba ganando en todos los frentes, la sangrienta bandera de la Cruz Gamada ondeaba, orgullosa, en toda Europa.

Alemania traslado su atención a intentar acabar con el ultimo foco de resistencia: Inglaterra.

Para ello, los nazis necesitaban conseguir dos cosas: petroleo, y liquidar el Imperio Colonial británico, llegar hasta la India y destruirla.

El camino elegido fue a través del Norte de Africa, y el encargado de realizarlo el posteriormente General Feldmarshall (mariscal) Erwin Rommel, el militar mas experto y astuto que Hitler tenia a su disposición.

Le puso al mando del Afrika Korps, un grupo de fuerzas de élite especialmente entrenadas para la guerra del desierto, dotadas del material bélico más moderno y sofisticado.

Los británicos, sorprendidos en su propio Imperio y con escasos hombres y material, barridos, pero, sin embargo, también fueron capaces de mantener, aun en retirada, viva la llama de una feroz resistencia, al principio más valiente que efectiva.

Todo esto ya forma parte de las páginas negras de la Historia, y todo el mundo sabe donde y como ocurrió.

Pero, ademas de saberlo, a más de uno le hubiera gustado vivirlo, por ejemplo a mi.

Aquí es donde entra en juego el programa de «Ratas del desierto», una simulación por ordenador rigurosamente histórica de la Guerra del Desierto, en la cual nosotros nos ponemos al mando de uno de los dos ejércitos, y tratamos de conseguir sus objetivos lo más eficazmente posible.

¿Quien es capaz de rehuir la tentación de cambiar la Historia aunque sea en la pantalla de un Amstrad, y ponerse en las botas de Rommel, el Zorro del desierto, o del mariscal Montgomery, nacido para ser su enemigo?

El programa de las «Ratas del desierto» es un juego de estrategia militar en su más puro estilo: nada de nubes de marcianitos que tratan de aniquilarnos sin misericordia, nada de crisis nerviosas al mando rebelde de un joystick;aquí reina la serenidad, la posibilidad de sentarse tranquilamente y planear la estrategia adecuada para aniquilar al enemigo sin prisas ni agobios.

Tenemos todo el Norte de África para nosotros solos, encuadrado dentro de un montón de escenarios distintos, que cubren con gran verosimilitud todos los aspectos de la guerra del desierto que tuvo lugar desde la primavera de 1941 hasta la retirada del Afrika Korps a finales de 1942.

En cuanto al aspecto del programa, los lectores podrán juzgar por sí mismos a la vista de las fotos; podemos decir que los autores del programa han preferido representar las unidades que combaten figuradamente, o sea, con cuadrados y rectángulos muy bien dibujados en lugar de tanques o aviones, por ejemplo.

El jugador está asistido en todo momento por una pantalla de mensajes e información, acerca de los diversos aspectos del combate y de las unidades que entran en él.

Los gráficos y el color están muy bien conseguidos, y el movimiento de las unidades a través del Norte de África se realiza con suavidad y precisión; el método escogido para presentarlo es mostrar en pantalla una ventana, un trozo del mapa del escenario de la batalla, a través del cual nos desplazamos mediante determinadas teclas de movimiento, que pueden o no arrastrar en su camino a la unidad de combate.

Podemos ponernos de parte de los aliados o de las fuerzas del Eje; del bando enemigo siempre se hace cargo del ordenador, con sorprendente eficacia, por otra parte. Juega pero que muy bien; nos costará ganarle.

En definitiva, «Ratas del desierto» es un juego de la mas pura estrategia, no exento de emoción, con un alto nivel de dificultad, unos gráficos y un movimiento bastante logrados y que proporcionará horas y horas de entretenimiento a cualquier persona que se sienta atraída por el desafío intelectual que plantea.

Sistemas


Valoración de Ratas del Desierto

Amstrad Semanal nº28

Muy bueno

  • Originalidad: -
  • Gráficos: -
  • Movimiento: -
  • Sonido: -
  • Dificultad: -
  • Adicción: -