Retroinformática e informática clásica

Elite (Spectrum 48K) (Ian C.G. Bell / David Braben) (Firebird Software)

Elite (Spectrum 48K) (Ian C.G. Bell / David Braben) (Firebird Software)

Juego: Elite

Spectrum 48K

Firebird Software

Autores: Ian C.G. Bell / David Braben

1985

Firebird nos presenta un juego fuera de lo común y que rompe con todos los esquemas anteriores: Elite. Se trata de un programa completo, variado y realmente complicado. Por tanto, empecemos desde el principio y tomemos el asunto con calma, porque hay mucho que explicar.

Somos el comandante de la nave de comercio y combate Cobra MK III, diseñada por la Cooperativa Galáctica de Mundos, y cuyas características más importantes son: escudos detectores frontales y traseros, espacios reservados para incorporar láser, sistema de misiles de búsqueda y derribo, sistema de comunicaciones y posibilidades de expansión en las bodegas de carga.

La nave Cobra III es el mejor modelo espacial existente para los nuevos comerciantes en busca de fortuna o para los combatientes que necesitan financiar el equipo de combate.

a aventura comienza a bordo de la nave, embarcada en el planeta Lave, con un combustible para desplazarnos hasta un máximo de 7 años luz de distancia, con una cantidad de dinero de 100 cash, un láser de disparo frontal y 3 misiles teledirigidos. Y por otra parte, totalmente limpios con la justicia. A partir de aquí lo demás es cosa nuestra.

Ahora tendremos que elegir entre ser combatientes o pacíficos comerciantes intergalácticos.

Para convertirnos en combatientes necesitaremos grandes dosis de destreza y dotes estratégicas, ya que es muy importante el tener una buena técnica de mercado para poder hacernos con el equipo necesario para poder afrontar los combates: láser, misiles, computadora de ataque, etc... Mientras viajamos por la galaxia, comenzaremos en el estado de inofensivos, pero a medida que vayamos saliendo victoriosos de las primeras escaramuzas, éste irá cambiando y cada vez la ley se preocupará más de nosotros. Así conseguiremos la clasificación de pobre, medio, competente... hasta llegar a mortal, y algunos, unos pocos elegidos, llegarán a ser considerados como la Elite.

Durante toda la aventura deberemos tener mucho cuidado no sólo con las naves de la policía sino también con las de algunos buscadores de recompensas que te perseguirán incansables con el fin de hacerse con una buena cantidad de dinero. Así pues, si decides salirte del orden establecido atacando cargueros indefensos, haciéndote con mercancías legales o atacando Vipers policiales, ya sabes que te espera una ajetreada vida.

Sin embargo, la tarea de pacífico comerciante tampoco será nada fácil. Reunir dinero realizando compras y ventas por toda la galaxia requerirá una gran visión comercial para ir comprando y vendiendo en los lugares más adecuados y poder sacar los suficientes beneficios. Además, los planetas que visitemos tendrán su propio sistema de gobierno (más o menos predispuesto al comercio) y existirá un buen número de mundos con un alto nivel de piratería. Por tanto no deberemos descuidar ni un momento nuestros sistemas de defensa que tendremos que incrementar cuando nos acerquemos a los lugares más peligrosos.

Pero todo esto no es más que una ligera noción de lo que se puede hacer en este fabuloso Elite, pues a la hora de la verdad las posibilidades se multiplican, la dificultad se acentúa y la diversión crece por momentos. No hemos de olvidar que Elite no es sólo un juego de estrategia, sino que también forma parte muy destacada de él, el aspecto de la simulación del manejo de la nave espacial y el de las fases de combate, para lo cual se requerirá una gran habilidad y una tremenda pericia.

Todo lo que os podamos contar acerca del juego resultará a todas luces insuficiente. puesto que la cinta se acompaña de un manual de instrucciones de casi 70 páginas y de un libro de otras 50, que si bien no es imprescindible para llevar a cabo el juego, sí sirve de mucha ayuda en determinadas ocasiones, así que os podéis hacer una idea aproximada de todo lo que puede dar de si el desarrollo de Elite.

Pero tampoco sería justo acabar este comentario sin hacer una mención a los aspectos gráficos del programa los cuales, para no ser menos, también resultan excelentes. Dejando a un lado la gran cantidad de pantallas con listas de objetos, mapas intergalácticos, datos sobre los infinitos planetas acerca de su economía, política, mercancías, etc... lo más destacable es, sin duda, la conseguida sensación de tridimensionalidad y de movimiento en el espacio, lo cual hace de Elite un juego casi perfecto.

Fuente | Microhobby nº68 marzo 1986

Anuncios

Video relacionado

Buscador

Autor